miércoles, abril 17, 2024
Banner Top

Conocer la importancia de la participación ciudadana como política pública práctica y activa y salir de las cuatro paredes de una oficina municipal es una práctica cada vez más frecuente en los alcaldes de Latinoamérica, como forma de tomar la temperatura de sus habitantes, conocer los problemas reales de los territorios y buscar soluciones a sus demandas. Sin embargo, muchos se quedan en el protagonismo mediático de las redes sociales y la prensa sin tener a veces un plan de comunicación estructurado, definido por una visión que responda a las siguientes interrogantes: ¿por qué ciudad apostamos? ¿por qué? ¿para quiénes? ¿en cuánto tiempo y cuántas fases?

Conocer la importancia de la participación ciudadana como política pública práctica y activa y salir de las cuatro paredes de una oficina municipal es una práctica cada vez más frecuente en los alcaldes de Latinoamérica, como forma de tomar la temperatura de sus habitantes, conocer los problemas reales de los territorios y buscar soluciones a sus demandas. Sin embargo, muchos se quedan en el protagonismo mediático de las redes sociales y la prensa sin tener a veces un plan de comunicación estructurado, definido por una visión que responda a las siguientes interrogantes: ¿por qué ciudad apostamos? ¿Por qué? ¿Para quiénes? ¿En cuánto tiempo y cuántas fases?

 

Casos de investigación:

 

El desafío de Bacalar

 

En los casos que estamos trabajando un proceso de investigación de marca para dos ciudades en México, prima la participación de sus habitantes para conocer los problemas reales del territorio: sus fortalezas, debilidades y amenazas. El destino turístico de Bacalar, en el estado de Quintana Roo, se caracteriza por una laguna de 57 km de largo. El lugar precisa de iniciativas para diferenciarse del circuito de Pueblos Mágicos de México y buscar una estrategia de pertenencia ciudadana con un turismo selectivo en un estado que concentra dos de los destinos más visitados de la zona y del mundo, Cancún y Tulum.

Estas localidades enfrentan las vicisitudes del crecimiento, lo cual repercute en la seguridad e integridad de quienes viven en esos populares destinos de marca mundial. Tal escenario constituye un desafío para las autoridades y los habitantes de Bacalar, con quienes la labor de la marca ciudad se lleva a cabo mediante un trabajo participativo y mancomunado con todas las comunidades para encontrar políticas de seguridad pública, preservación del medioambiente y cuidado de su gran activo: la laguna de los siete colores.

 

Reynosa ante la inseguridad

 

En la ciudad norteña fronteriza de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, los desafíos son inmensos al enfrentarse a una ciudad/tránsito con los Estados Unidos de mucha inseguridad. Cuyo esplendor en varias épocas desde la colonia, la independencia y a inicios del siglo XX se caracterizó por el auge de la agricultura, el comercio, la industria petrolera y del entretenimiento, por las restricciones que había en aquellos años en el país del norte. Esto le otorga a Reynosa una característica de ciudad resiliente donde el desarrollo de la industria maquiladora transciende la inseguridad, con gente trabajadora y pujante. Se dan las variables para el trabajo de una marca participativa multisectorial donde las industrias se unen para apoyar la ciudad y entregar las bases de una nueva economía de prosperidad enfocada en la familia y el trabajo como ejes centrales de su cultura.

 

Marcas responsables y participativas

Una marca ciudad responsable debe tener claramente identificados sus puntos clave de vulnerabilidad y compromiso como en el caso de Bacalar por ejemplo: la preservación del medio ambiente y su patrimonio cultural, y en el caso de Reynosa la seguridad y calidad de vida de sus habitantes para así actuar en consecuencia en todas sus acciones de comunicación.

 

Saber identificar a través de su historia, geografía, cultura, habitantes el valor que caracteriza y le dé sentido a quienes habitan el territorio será clave en su estrategia de posicionamiento como elemento diferencial. Esto abre grandes desafíos para los gobiernos locales en Latinoamérica sobre como: ¿Cómo incorporar a la ciudadanía y no morir en el intento?

 

Por: Guillermo Zurita G. | Consultor en Marca Ciudad Latinoamérica |

 

 

Comentarios

comments

SIGUENOS

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Ocupación (requerido)

    Ciudad (requerido)

    Asunto

    Mensaje

    banner-achm
    conversemos-la-ciudad-banner