viernes, junio 21, 2024

¨El citymarketing para mí es, simplemente, comunicación de la ciudad desde la organización pública municipal que la rediseña, la va a rediseñar o ya la ha rediseñado. Es el continuum de relaciones entre municipalidad, ciudadanos, organizaciones plurales, otras ciudades, instituciones y organizaciones nacionales e internacionales… Toni Puig

 

El escenario actual de apertura post-pandemia con la eliminación de restricciones y aforo a lugares de esparcimiento público, eventos masivos, establecimientos comerciales, junto a nuevas iniciativas para la recuperación de los espacios públicos, hacen posible una serie de condiciones que permitan el desarrollo de iniciativas de valor territorial como activos de una región o ciudad que fomenten la inversión, el turismo y el talento de sus habitantes.

 

Considerando estos aspectos, el enfoque de la marca ciudad es un tema social, de valores cívicos, interdisciplinario, participativo entre las personas que habitan y conviven con el gobierno de una ciudad que les provea de todos los servicios básicos para llevar una vida de sana convivencia, a pesar de los actuales problemas de seguridad, migración, movilidad y medioambientales producto del acelerado crecimiento de las ciudades latinoamericanas.

 

Una marca ciudad responsable que sepa identificar a través de su historia, geografía, cultura, habitantes el valor que caracterice y le de sentido a quienes habitan la ciudad plantea 3 grandes desafíos para los gobiernos locales:

 

1.- ¿Cómo incorporar a los ciudadanos y no morir en el intento?

Conocer la importancia de la participación ciudadana como política pública práctica y activa y salir de las 4 paredes de una oficina municipal. Es una practica que cada vez es más frecuente en los alcaldes de Latinoamérica como forma de tomar la temperatura de sus habitantes y conocer los problemas reales de los territorios y buscar soluciones a sus demandas. Sin embargo, muchos se quedan en el protagonismo mediático de las redes sociales y la prensa sin –a veces- un plan de comunicación estructurado- flexible en algunos momentos por el entorno- definido por una visión que responda a: ¿Por qué ciudad apostamos? ¿Por qué? ¿Para quienes? ¿En cuánto tiempo y fases?.

 

Invitar a los ciudadanos a opinar sobre su ciudad podrá ayudarnos a despejar muchas dudas respecto a esos problemas y demandas recogidas del terreno. En este sentido las campañas de comunicación de participación ciudadana para una marca ciudad nacen de esas experiencias en terreno que luego podemos llevar a instrumentalizar con el uso adecuado de las herramientas digitales disponibles. Para así ayudar a responder preguntas como: ¿Qué les gusta de su ciudad?; ¿Qué no les gusta que está pasando en su ciudad? y ¿Qué les gustaría que pasara?

 

2.- Buscando los recursos escasos para necesidades múltiples

´No tengo presupuesto para estos temas¨ es la respuesta clásica que muchas veces se escucha, dado que la prioridad está asignada a los ítems propios de un municipio como son: desarrollo social, salud, educación, urbanismo, seguridad entre otros. En este sentido la voluntad política juega un rol clave en esta forma de accionar y se resume en buscar los recursos fuera del sistema público desde el sistema público. ¿Cómo? Las alianzas estratégicas con el sector privado son las que permiten el desarrollo de proyectos o bien la creación de instituciones público-privadas como Corporaciones de desarrollo, Hubs de innovación que fomenten el ecosistema emprendedor lo que facilita una mirada distinta de la ciudad y a su vez amplíen el alcance del municipio en estos temas.

 

Dichas iniciativas serán viables en el tiempo siempre y cuando no se pierda la visión que definimos en nuestro plan estratégico que responda a las preguntas: ¿Cómo imaginas tu ciudad a 10, 20 años? ¿Qué ciudad queremos para el futuro?

 

3.- El talento humano necesario para impulsar la creatividad municipal

¨Si sigues haciendo lo mismo obtendrás los mismos resultados…si haces cosas distintas obtendrás resultados diferentes¨ Albert Einstein

 

Bajo esta premisa, salir de la zona de confort del empleado municipal es uno de los grandes desafíos que enfrenta un líder y que lo puede llevar al fracaso rotundo o al éxito esplendoroso en su gestión municipal. Pensando en una futura reelección o bien para un legado que trascienda en el tiempo.

 

Está de más contar el ejemplo del alcalde Pascual Maragall con el caso de Barcelona en 1982 para los juegos olímpicos y la marca ciudad entre otros temas relacionados a espacios públicos y diseño urbano. Su gestión marcó un antes y un después con el rediseño de la ciudad.

 

¨Para que una ciudad viva se rediseñe necesita un equipo inteligente, creativo, escuchante, profesional, valiente y que siempre trabaje con otros equipos: son los de los proyectos, los procesos, las acciones… el rediseño a comunicar¨ Comenta Toni Puig en su Libro Marca Ciudad.

 

El liderazgo para una marca ciudad en Latinoamérica está en la visión de un líder que sepa rescatar el talento de su equipo de comunicación, fuera de los círculos de las amistades y entornos político-partidista. Reconociendo y validando su creatividad y voluntad técnica de trabajar por un objetivo claro de hacer una mejor ciudad para todos.

 

Por: Guillermo Zurita G.| Consultor en Marca Ciudad

 

 

 

 

Comentarios

comments

SIGUENOS

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Ocupación (requerido)

    Ciudad (requerido)

    Asunto

    Mensaje

    banner-achm
    conversemos-la-ciudad-banner